•  |
  •  |

Pena mínima para asesino
Quince años de prisión impuso el juez Octavo Distrito Penal de Juicio de Managua, Tomás Eduardo Cortéz, a Eddy Manuel Picado Corea, quien hace ocho años mató de un impacto de bala a José Wiston Bravo, de 59. Eddy Picado terminará de cumplir su pena el 14 de abril del año 2026, según la sentencia de primera instancia. En los mismos hechos también resultaron lesionadas gravemente,  Ninoska Peralta y una niña, nuera y nieta de la víctima mortal. Johnny Antonio Fonseca Picado fue acusado por lesiones graves, amenazas de muerte y exposición de personas al peligro en perjuicio de esas dos mujeres y fue sentenciado a cinco años y seis meses de encierro, los que terminará de cumplir el 14 de octubre de 2016.

Madre culpable, hijo absuelto
Thelma Rebeca Johnson, de 83 años,  se declaró culpable del delito de posesión de estupefacientes, mientras su hijo Jimmy Rómulo Johnson, 43, fue absuelto por ese mismo ilícito. La octogenaria le dijo al juez Octavo de Juicio de Managua, Tomás Eduardo Cortés, que ella es la responsable de los 176.4 gramos de marihuana que la Policía le encontró en su casa hace seis meses, por lo que  el fiscal Enrique Sándigo solicitó tres años de prisión para ella, en tanto que la defensa pidió seis meses y el beneficio del arresto domiciliar, porque es una reo valetudinaria.
 
“Chayul” contra la pared
Sergio Medina Páramo, alias  “Chayul”,  quedó contra la pared luego que un testigo lo señaló como la persona que disparó contra Noel Rodríguez Masis, de 17 años.
El mismo testigo indicó que Marvin Joya Galindo, apodado “Tutoguise”, es quien le pasaba los cartuchos a “Chayul” para que disparara contra la víctima y sus acompañantes.

El crimen por el cual  Medina y Rodríguez volverán al “banquillo de los acusados” el próximo 8 de septiembre  ocurrió la madrugada  del  pasado 14 de febrero, en una calle del barrio Las Torres.