•   ESTELÍ  |
  •  |
  •  |

Un total de 10,950 días podrían pasar en la cárcel Luis Enrique Ordóñez Zeledón y José Armando Benavides Fuentes, de 30 y de 32 años, respectivamente, luego que fuesen inculpados  por violación agravada seguida de homicidio en perjuicio de Josefa del Rosario Molina Castillo.

El juicio inició el 24 de agosto, continuó el 26 del mismo mes y terminó ayer lunes,  cuando un Tribunal de Jurado se pronunció por el homicidio, y la jueza de distrito penal de juicio, doctora Elizabeth Corea,  por la  violación.

Los fiscales  Marisela Pichardo y Arsenio Medina solicitaron a la jueza que los reos sean condenados a 15 años de cárcel por cada transgresión, para totalizar 30 años,   y que la pena la cumplan de manera sucesiva.

Los abogados de los acusados solicitaron a la jueza Corea penas inferiores a los cinco años por cada delito, porque sus patrocinados no tienen antecedentes delictivos.

La jueza Corea señaló el día nueve de septiembre para  la audiencia especial de lectura de sentencia.

Durante el proceso, Luis Enrique Ordóñez Zeledón, alias “La Ternera”, fue representado por el defensor público Elio Chávez, quien en todo momento trató de desvirtuar las pruebas de cargo del Ministerio Público, pero los acusadores demostraron que los dos hombres actuaron con saña contra una mujer indefensa.

Satisfechos con el fallo
Mientras que José Armando Benavides Fuentes,  conocido como “El Tuco”,  fue representado por la litigante Meyling Martínez.

Los familiares de la señora Josefa del Rosario Molina Castillo se declararon satisfechos con el veredicto y el fallo de culpabilidad, aunque dijeron que moralmente eso no es suficiente, y que si en Nicaragua hubiera pena de muerte, lo más viable sería aplicárselas a ambos reos.

Misael de Jesús Rocha Molina, hijo de la víctima,  dijo que ellos son ocho hermanos que estarán pendientes para que cualquiera que sea la pena, sea cumplida por los acusados  hasta el último día.

Rocha señaló que no hubo razones ni causas para que los señalados mataran a su madre, que era una mujer pacífica.

Él y su familia reconocieron el respaldo que en todo momento les dieron las integrantes de las distintas organizaciones  femeninas de Estelí, entre estas, la Fundación Entre Mujeres, Ixchen-Estelí, Xilonem, Asociación de Mujeres Proyecto Miriam y otras, para que los autores de estos ilícitos no quedaran impunes.

El crimen
El cuerpo de Josefa del Rosario Molina Castillo fue encontrado en un paraje solitario y montoso ubicado en la salida norte de Estelí, cerca del puente conocido como Las Chanillas.

Molina Castillo fue  violada y estrangulada. Las autoridades policiales manifestaron en su momento que los criminales antes de estrangular a la dama quisieron ahogarla en una poza del río Estelí.

La acusación señala que los implicados invitaron a su víctima a tomar licor y a  bañarse en la poza, cuando la vieron desnuda, la violaron, luego quisieron repetir la acción, y como ella se opuso, la mataron.