•   CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |

El cuerpo de José del Carmen García Espinoza, de 42 años, conocido cariñosamente como “Carmelo Cabuya”, fue encontrado por dos menores de edad cerca del cementerio municipal a las 6 de la tarde del jueves reciente.  

García Espinoza pasó ingiriendo licor todo el día  junto a un grupo de amigos, y se presume que cayó al río Acome  y fue arrastrado casi un kilómetro desde el puente “Walter Penztke” hasta las cercanías del basurero municipal.

José David Espinoza García relató que no pudo llevar en hombros a su tío, y lo dejó a la orilla del río a las 3:30 de la tarde. “Bebimos licor, traje a la casa varios pescados que sacamos, y a las 6 nos enteramos de su muerte”, lamentó.

El cuerpo de “Carmelo Cabuya” fue rescatado por miembros del Cuerpo de Bomberos Federados de Chinandega (Cbfch)  a eso de las  7: 30 de la noche, y lo trasladaron a su  vivienda en el reparto “La Unión”.
Marcados por la tragedia
Juana Espinoza Rugama, de 85 años, expresó entre sollozos que su familia está marcada por el infortunio, debido a que hace 32 años perdió a su esposo Miguel García y no logró recuperar su cuerpo. Él había sido arrastrado por la corriente del mismo río que hoy se llevó a su hijo “Carmelo Cabuya”.

Hace dos años perdió a su otro hijo, Camilo García Espinoza, de 35 años, en un accidente.

Por su parte, Sugey del Carmen Mendoza García manifestó que su tío ingirió licor con un joven apodado

“El Gato”, quien resultó apuñalado, por lo que tiene dudas acerca de las circunstancias en que murió “Carmelo Cabuya”.

Sin embargo, el dictamen de la forense Silvia Villegas revela que el fallecido presentaba herida en la cabeza y excoriaciones, debido a que fue arrastrado por la corriente, y la causa de la muerte fue asfixia mecánica.