•  |
  •  |

Aunque dicen que el cerdo nunca da la manteca antes de tiempo, María Elena Martínez Almendares, de 42 años, sabe que eso no es así.  Ella fue víctima de robo por parte de sus trabajadores, quienes le saquearon una alcancía que contenía 36 mil córdobas.

Martínez se encontraba en su centro de trabajo, ubicado en el barrio Los Ángeles, del Calvario 2 cuadras abajo, 1 ½ cuadra al sur, 20 varas al este, cuando empezó a buscar la alcancía de barro en forma de chanchito que guardaba debajo del escritorio de su oficina. Al tomarla notó que estaba rota y pegada con pega loca.

La víctima preguntó a cada uno de sus trabajadores quién había tomado el dinero, pero nadie decía nada, hasta que Edwin Delgado, trabajador del negocio, al ver la desesperación de su jefa, le dijo que los que habían roto la alcancía fueron Jaime José Vargas Guido, de 21 años,  y Pablo Abilio Rodríguez Ruiz, de 23, quienes también trabajaban para doña María. Los dos sospechosos fueron detenidos.

Ladrones muertos de hambre
Por otro lado, la Policía informó que por robarle una bicicleta, un termo con leche agria, tortillas y cinco anillos de acero, unos sujetos de identidad desconocida casi le quitan la vida a Melvin Yassir Lazo Espinoza, de 35 años.

El hecho ocurrió el pasado miércoles en el barrio Selim Shible, del Colegio Santa Clara ½ cuadra abajo,  a eso de las cinco de la tarde, cuando Melvin Lazo  transitaba a bordo de una bicicleta montañera negra y  fue interceptado por cuatro sujetos que con arma de fuego en mano lo intimidaron y le dijeron que les diera todo lo que andaba, sino lo mataban.

Las autoridades del Distrito IV de la Policía Nacional investigan el caso para dar con el paradero de los asaltantes.