•  |
  •  |

Ariel David López Vásquez, de 20 años, expiró en el Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, por el impacto de bala que recibió en la cabeza, la noche del miércoles en Villa Venezuela.

El capitán Alexis Hernández, jefe de Información y Análisis de la Séptima Delegación de Policía, dijo que el muchacho fue víctima de un pleito en el que nada tenía que ver.

“Ya está identificado el autor, Julio Antonio Vargas Álvarez, de 33 años, alias el “Gordo Julio”, él disparó un arma artesanal tipo escopeta, la víctima fue trasladada al hospital, pero a las 10:0 de la noche expiró”, declaró Hernández.

Por su parte, doña Juana Vásquez, de 62 años, aseguró que Ariel López era el “cumiche” de los doce hijos que dio a luz, y que el próximo 14 de septiembre cumpliría 21 años.

“Yo estoy destrozada como madre, mi hijo nunca se inmiscuyó en problemas, cursaba primer año de ingeniería, en la Universidad de Ingeniería, trabajaba para pagar sus estudios y ayudarme”, refirió la adolorida madre.

Trabajaba como albañil
Asimismo, reiteró que  a la hora del hecho (5:30 de la tarde) el muchacho regresaba de laborar como albañil en las casas que se construyen en La Chureca.

Ulises Balladares, testigo del homicidio, recordó que ellos observaron el momento en que pandilleros atacaban  la casa del “Gordo Julio”,  y cuando ellos pasaron enfrente, el hombre sin decir palabra le disparó a su cuñado.

“Yo agradezco a la Policía que nos ha tratado a la altura, ellos se han movilizado para detener al que mató a mi muchachito”, concluyó doña Juana Vásquez.

Emerson López espera que la Policía haga un plan para que las pandillas Canadá, 7 Bestias, Vista El Xolotlán, Milagro de Dios y Los Meza, dejen de “azotar”  el barrio y que ya no haya muertes de inocentes, como su hermano.
El sepelio será hoy a las 3:00 de la tarde en el cementerio Milagro de Dios.