•   GRANADA  |
  •  |
  •  |

La Dirección General de Bomberos y la Asociación Civil de Bomberos Voluntarios de Granada descartó cualquier desperfecto eléctrico como causa directa del incendio que devoró el interior de la tienda de electrodomésticos El Gallo más Gallo, en la ciudad de Granada.  

Aunque aclararon que no hubo problemas de electricidad, representantes de ambas entidades no quisieron ahondar en detalles, porque las investigaciones no han concluido.

El inspector Armando Oconor, Director de la Oficina de Prevención de Incendios de la DGB en esta zona, permaneció trabajando coordinado con dos agentes de la Policía Nacional que llegaron a Granada para sumarse al trabajo investigativo.

Oconor solo acotó: “Nada más podemos decir…, estamos siguiendo el proceso de investigación”, mientras avanzaba en su oficina, en la casa comunal de Villa Sandino.

Avexis sigue investigando
El segundo jefe departamental de la Policía, comisionado José Luis Cárcamo, expresó que al sitio donde ocurrió el incendio se hicieron presentes algunos agentes de la especialidad de Averías, Explosivos e Incendios, Avexis, de la institución,  para tomar muestras, fotos, y revisar la infraestructura interna del local, que se ubica sobre la calle El Comercio.

Cárcamo explicó que todas las pesquisas son enviadas al  laboratorio en Managua, donde hay expertos y analistas que verifican las evidencias, a fin de determinar el origen del fuego que provocó daños incalculables a la agencia propiedad del Grupo Monge.

Por tal razón, dijo, no hay ningún informe por el momento, y  la resolución podría estar lista  en un período de cinco a diez días por la delicadeza de la situación en que se suscitó el siniestro, que dejó daños en televisores, computadoras, cocinas, camas y bicicletas, entre otros objetos.

Pesquisas paralelas

El comandante de la Asociación Civil de Bomberos Voluntarios, Roberto Lanzas Pérez, reconoció que las llamas fueron controladas gracias a la oportuna intervención de los apaga fuegos y al buen estado del hidrante instalado en la acera de la Ferretería Lugo, establecimiento que estuvo  amenazado por el incendio.

Al medio día de ayer,  una delegación de funcionarios de la compañía de seguros Assa y de una reaseguradora de Guatemala, permanecían en las afueras de la tienda esperando turno para hacer su propio peritaje.

Se pudo ver a empleados y a directivos de la casa comercial entrando y saliendo del interior del edificio, algunos trasladando objetos dañados por las llamas, mientras en las puertas han permanecido dos guardas de la empresa de Seguridad CyB, resguardando las instalaciones.