•   Estelí  |
  •  |
  •  |
  • END

Luego de evadir la justicia por dos años fue capturado y condenado a 28 años de prisión  Víctor Leonel Medina Obando, por haber asesinado a su excónyuge Guadalupe del Rosario Benavides Arcia, de 19 años, a quien golpeó y lanzó el cuerpo sin ropa a la poza “El Cangrejo”, sobre el río El Tular, el pasado primero de octubre de 2009.

La sentencia condenatoria fue emitida por la  juez Elizabeth del Carmen Corea Morales, del Distrito Penal de Juicio, cuya decisión fue celebrada por los familiares de la víctima y por la Fundación entre Mujeres (FEM), quienes estuvieron pendientes de la resolución el tiempo que Medina Obando huyó fuera del país, además exigieron justicia por  los asesinatos de otras mujeres que aún no se han esclarecido.

Durante el juicio la médico forense Mirna Cortez, declaró que la víctima falleció por un trauma craneoencefálico severo producido por 11 heridas en la cabeza, provocadas con un objeto contundente similar a una piedra o un pedazo de tubo de acero.

Además, agregó que el cuerpo presentaba signos de violencia con cortes y hematomas, con rastros de arrastre en la espalda así como agresión sexual reciente.

La judicial consideró que la muerte de Benavides Arcia fue calculada y se ejecutó con ensañamientos y alevosía, por ese motivo, estimó la pena sobre la base del artículo 140 de nuestro Código Penal por el delito de asesinato.

Cambio de “look”
Las autoridades policiales revelaron que Medina Obando luego del asesinato huyó hacia Costa Rica, después de un tiempo estuvo “internado” en las zonas fronterizas con Honduras, “Las Manos y Jalapa”.

Para evadir la justicia Medina Obando se cambió el nombre y optó por cortarse el cabello crespo que le daba origen al sobrenombre de “El Turrón” y hasta se lo alisó para evitar ser reconocido por las autoridades policiales, que lo habían circulado desde el momento del crimen.

Según los padres de la víctima, Medina Obando con engaños se había llevado a su hija hacia Costa Rica, cuando ésta era una adolescente. Asimismo, dijeron que  todo el tiempo le dio mala vida, incluso días antes de su muerte la había apuñaleado.
Durante las investigaciones policiales se conoció que Víctor Leonel Medina Obando para poder huir de la justicia nicaragüense hacia el país del sur sustrajo de la casa de sus progenitores un DVD y varios electrodomésticos para venderlos y así obtener dinero para el viaje y en una carta les explicaba las razones del robo.