• |
  • |

Pedro Alberto Vílchez regresaba a su hogar a bordo de su motocicleta, luego de una ardua jornada laboral, cuando un carro cuyo conductor iba en estado de ebriedad le invadió el carril y lo impactó de frente, provocando que cayera en el pavimento y perdiera la vida instantáneamente.

El hecho se produjo a la altura del kilómetro 20 ½ Carretera Vieja a Tipitapa, a eso de las 10:20 p.m., cuando Vílchez en la moto blanca, placas MT6314, circulaba de Norte a Sur, y le faltaban pocas cuadras para llegar al barrio San Rafael donde lo esperaba su familia.

Según la versión policial del Distrito VIII, José Abraham Villalobos, de 30 años, conductor del Hyundai, placas M067150, viajaba en dirección contraria al motorizado, pero por el alto nivel de alcohol que llevaba no se percató de que invadió el carril. Luego de provocar el accidente intentó huir, pero fue detenido por los pobladores.

Victoria Zeledón, mamá del hoy occiso, indicó que este tenía tres años de trabajar en una microfinanciera, y que salía con frecuencia del municipio, por lo que regresaba a su vivienda a altas horas de la noche, además, precisó que era el único que laboraba para mantener a la familia.

“Con dinero no se pagan las heridas que deja la muerte de un ser querido”, indicó Vielka Vílchez, hija del infortunado, quien señaló que su familia está haciendo los trámites legales para acusar formalmente al conductor del vehículo.
Por su parte, Villalobos, quien es pintor automotriz, aseguró venir de San Judas hacia su casa en San Juan de la Plywood, y refirió que el motociclista iba a exceso de velocidad y que fue él quien le invadió carril.

En Chichigalpa

El pasado sábado en horas de la noche, un celador de 24 años y un adolescente de 16, murieron cuando la motocicleta en que viajaban impactó contra una mototaxi que estaba estacionada en un tramo del bulevar de esta ciudad.

Según la Policía, Franklin Antonio Alemán Soto, de 24 años, quien laboraba en una empresa empacadora de camarones, conducía la motocicleta en estado de ebriedad. Deja a dos niños en la orfandad.

“Ambos salieron de un bar, venían en estado de ebriedad de norte a sur, el conductor iba a ochenta kilómetros por hora, hizo una mala maniobra e impactó contra la parte trasera de una mototaxi, por lo que ambos cayeron en el carril contrario, y Franklin Alexander fue atropellado por un microbús interlocal que pasaba en ese momento”, indicó el capitán Iván Rodríguez, segundo jefe de la Policía.

Afirmó que el chofer murió en el centro de salud de Chichigalpa, y el adolescente falleció a las 4:45 de la madrugada del domingo en el Hospital “Antonio Lenín Fonseca”.