• ESTELI |
  • |
  • |

Detectives e investigadores de la Policía buscan a los sujetos que ultimaron de varios golpes en la cabeza al vigilante José Ramón Centeno Rugama, de 78 años, dentro de la empresa tabacalera donde laboraba.

El portavoz de la Policía, teniente David Lazo Valle, señaló que Blanca Nubia Benavides fue quien interpuso la denuncia por homicidio, lo que movilizó al equipo policial y a especialistas de la técnica canina hasta el lugar del crimen, ubicado en el barrio “Óscar Turcios” de esta ciudad.

Al parecer, el móvil del crimen fue el robo, porque en el lugar hacían falta varias herramientas que utilizan los obreros para fabricar las cajas de los puros, según informó el teniente Lazo Valle.

El dictamen de medicina forense elaborado por la doctora Karla Rosales revela que Centeno Rugama tenía más de 12 horas de haber fallecido, producto del trauma craneal que le provocaron los delincuentes con un objeto contuso, que pudo ser un pedazo de hierro o de madera.

Al parecer, el infortunado no tenía arma de fuego asignada, y todo hace indicar que el robo iba dirigido a la empresa, porque varios objetos de valor de uso personal --inclusive dinero-- que Centeno Rugama portaba en sus bolsillos no le fueron sustraídos.