• Chinandega y Managua |
  • |
  • |

El joven Danilo José Ramos Maradiaga, de 21 años, habitante del barrio “Camilo Ortega”, de Chinandega, murió luego que un sujeto desconocido le propinara una puñalada en el abdomen.

El homicidio ocurrió a las once de la noche del domingo último, en una esquina del referido barrio, tras la reyerta por un repuesto de bicicleta conocido como “muñón”.

Hermelinda Maradiaga relató que Ramos Maradiaga-- el menor de sus cuatro hijos-- se desplomó luego de la estocada mortal, por lo que una de sus primas lo socorrió y lo trasladó a un centro asistencial, pero lamentablemente falleció en el trayecto.

Exigen vigilancia
La progenitora presume que se trata de una “pasada de cuentas” por parte de un sujeto cercano al barrio, quien ya fue detenido por la Policía Nacional e investigan a otros tres sujetos que se supone participaron en el homicidio.

Ramos Maradiaga habitaba de la estación gasolinera Shell Guadalupe nueve cuadras al sur, dejó un hijo en la orfandad y fue sepultado a las diez de la mañana del martes en medio de la consternación de familiares y amigos.

Oswaldo Prado, vecino del lugar, solicitó mayor presencia policial en el barrio “Camilo Ortega”, debido a que después de las nueve de la noche el peligro acecha.

Muere en balacera
Por otro lado en el anexo al barrio “Augusto César Sandino” de la capital, falleció producto de un impacto de bala en la espalda Luis Carlos Bustamante Hernández, de 25 años.

Según los agentes del Distrito Cinco de Policía, la madrugada del domingo último se protagonizó un incidente donde resultó lesionado Bustamante Hernández, quien fue trasladado al Hospital “Roberto Calderón”, porque el impacto de bala no tenía orificio de salida y minutos después expiró.

Los datos preliminares de la investigación policial determinan que el fallecido junto a siete sujetos llegaron a atacar a pedrada la casa de un desconocido y dañaron el inmueble, además de los vidrios de un vehículo, por lo que vigilantes de la zona realizaron disparos al aire para detener el incidente.

Los peritos determinarán si la muerte de Bustamante Hernández fue a causa de una bala perdida, por lo que ocuparon dos armas de fuego a los vigilantes cuyo número de serie y marca no fueron proporcionados, porque las investigaciones continúan.