•   León  |
  •  |
  •  |
  • END

Los cuerpos de las tres niñas que perecieron ahogadas el lunes pasado en el cauce El Carmen, en el sector rural de Sutiaba,  en el municipio de León, fueron sepultadas en horas de la tarde del martes, en medio del dolor y el llanto inconsolable de sus familiares y amigos.

Cristina Esther, Martha Jeannette y Daniela Eunice Aráuz Aguilera, de 5 y 2 años, y de 8 meses, respectivamente, perecieron por sumersión, mientras trataban de cruzar el cauce El Carmen junto a su progenitora, Jeannette del Socorro Aguilera Acuña, de 33 años, a bordo de una yegua que desgraciadamente se resbaló a orilla de una fuerte corriente.

Al escuchar los gritos despavoridos de la madre de las niñas, que pedía auxilio, Rafael Cáceres, vecino de Abangasca Central, lanzó una soga y rescató a la desesperada mujer.

“Las niñas iban abrazadas a mi cuerpo, pero durante el accidente fue imposible protegerlas, fue el momento más terrible para mí, luché y luché para salvarnos, pero fue imposible, yo iba de viaje con mis hijas, vi a las niñas que cayeron al cauce y que eran arrastradas por la corriente”, recordó llorando la madre de las pequeñas.

Niña presintió tragedia
A pesar de la desgracia que enlutó a esta humilde familia,  oriunda de la finca Santa Lucía, existe mucha resignación y fe cristiana. “Lo que sucedió fue muy duro para mí, es un dolor muy fuerte, que no es fácil de describir ni de expresar, nosotras íbamos para un culto cristiano, el Señor Dios sabe lo que hizo, fueron sus propósitos, Él sabe que íbamos a su obra, me siento un poco mejor, porque sé que mis hijas pasaron a la presencia de Dios, “mis tres angelitos fueron rescatadas”, relató Jeannette del Socorro.

Recordó doña Jeannette que al ver las fuertes corrientes del cauce, la niña Cristina Esther Aráuz Aguilera, de 5 años, sintió temor y le pidió que se regresaran a su casa. “Mi hija grande me dijo: ‘mamita, vámonos, devolvámonos,  porque no podemos pasar’, entonces yo le dije, que sí, está bien, y le di vuelta a la yegua, pero parece que el animal se resbaló, y todos fuimos a parar al cauce”, recordó.

Producto de los golpes y de la impresión derivada de la tragedia, Jeannette del Socorro y René Nicolás Aráuz Martínez, padres de las menores, fueron trasladados al Hospital de León.