•  |
  •  |

Durante varios días no dejó de tomar licor hasta llegar al extremo de vomitar la sangre y  a eso de las 8:15 de la mañana de ayer, cuando un amigo llegó a despertarlo, se encontró con la sorpresa de que ya no tenía signos vitales.
El sujeto de unos 48 años aún no ha sido identificado. Un amigo de “farra” llamado Gustavo Sánchez precisó que la tarde del martes lo vio tomando en las cercanías de los semáforos de Rubenía y unas horas después lo vio dormido casi en media calle.

“Noté que era peligroso que estuviera en media calle, lo levanté y lo fui a acostar a unos cartones que estaban debajo de unos arbustos cerca de la gasolinera de Rubenia, lo dejé dormido, miré que estaba vomitando la sangre pero de ahí no supe más hasta ahora que venía a despertarlo observé que estaba tieso y no respiraba por lo que pedí ayuda a los vecinos y trabajadores de la gasolinera, quienes llamaron al centro de emergencias”, dijo asombrado Sánchez.

El suboficial Melvin Flores, del Distrito V de Policía,  fue el que se presentó al lugar porque la población pensaba que se trataba de un homicidio al ver a la víctima bañada en sangre, especulaban que alguien la había golpeado y producto de ello estaba muerta.

Para confirmar o descartar si su deceso fue producto de mano criminal o no, el cuerpo del infortunado fue remitido al Instituto de Medicina Legal, además están a la espera de que algún familiar llegue a identificarlo.