•  |
  •  |

“Es la primera vez que vengo a la cárcel, no quiero hablar, es que puedo tener problemas, así dejémoslo, yo no hice nada, pero si ellos dicen que fui yo, ni modo”, dijo en el Distrito Tres de Policía  Eduardo Manuel Solís García, de 22 años.

Solís fue denunciado por una adolescente de 17 años, quien declaró que él le sustrajo el celular de la bolsa de la camisa, pero “valientemente” sus compañeros de clases persiguieron a su victimario, lo detuvieron y lo golpearon.

El hecho se registró ayer por la mañana en el barrio Altagracia, cuando la muchacha se enrumbaba a su casa, tras participar en  el acto de celebración de la Independencia de los países de
Centroamérica.

“Es que mi amiga estuvo antes hablando por mi teléfono, que es un Blackberry, el de ella es sencillo, el hombre se lo sacó de la bolsa de la camisa, y corrió, al escuchar los gritos, todos los demás compañeros salimos en su ayuda…él (Solís) nos dijo que una persona lo mandó a robar, porque le habían visto un buen celular”, explicó otra adolescente de 16 años.

Según la adolescente,  el ladrón se confundió de teléfono, porque lo que querían era su Blackberry. “Me salvé,  porque fui a comprar algo para comer, en ese momento mi compañera  quedó sola y fue cuando la asaltaron”. El teléfono sencillo fue recuperado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus