•  |
  •  |

Benjamín Isaías Reyes Delgadillo, de cinco años, murió electrocutado la tarde del jueves en el barrio “Israel Galeano”, cuando ingresó a la vivienda de una vecina a la que  se le olvidó desactivar la electricidad que tiene en su cerco.

“Esa mujer me lo mató,  ella lo llamó para que le hiciera un favor y le dijo que iba a pagarle dos córdobas, yo le dije que no se lo prestaba, pero lo llamó,  creo que a propósito, me lo quería matar”, dijo entre sollozos Ana Patricia Delgadillo.
Vecinos del lugar  explicaron que Rafaela Loáisiga, dueña de la vivienda supuestamente energizada, desconectó todo después del incidente para que la Policía no encontrara evidencias.

“La Policía la salvó, porque íbamos a quemarla, es que ella no merece vivir aquí, no queremos a  una asesina como vecina, estamos de acuerdo que deje energizado (el cerco) en la noche por los ladrones, pero que se le olvide y que haya dejado que el niño entrara…”, dijo doña Apolonia Gutiérrez, vecina del lugar.

La quieren linchar

En tanto, la Policía de la Séptima Delegación pidió la intervención de los peritos de Averías, Explosivos e Incendios, Avexis, para que realicen la investigación y determinen cómo sucedieron los hechos.

El pequeño cursaba tercer nivel de Preescolar en el Colegio “Marta Lorena López”, y era el segundo de tres hijos de Ana Patricia Delgadillo.

Los pobladores del barrio  amenazaron con hacer justicia por su mano si la Policía Nacional no apresa a la dueña de la casa con el cerco energizado.

Le vela del niño será en el barrio “Israel Galeano”, del centro de salud, cuatro cuadras al norte, una cuadra al este.