•  |
  •  |

Vandalismo contra bus de transporte colectivo
Leoncio Vanegas / MACUELIZO, NUEVA SEGOVIA
Un bus de pasajeros que cubre la ruta entre Santa María y Ocotal,  fue impactado por una avalancha de piedras que lesionaron en la cabeza a los pasajeros Eugenio Irías y Gloria Moncada.
Una joven que se identificó solo como Leyla relató que percibieron las pedradas cuando el bus  pasaba frente a unas ceibas, cerca de la comarca Las Cañas, unos 8 kilómetros  al oeste de Ocotal.
“Yo no miré a los agresores, pero otros pasajeros dijeron que se trataba de dos hombres vestidos de camuflaje militar”, indicó. Según ella, intentaron pegarle al chofer, quien aceleró el bus y llevó a los dos golpeados al Hospital “Alfonso Moncada Guillén”,  de Ocotal.
El subcomisionado Rigoberto Blandón, jefe policial en Macuelizo, dijo que rastrearon a los vándalos sin encontrarles, “pero son  busca leña de Ocotal”, señaló.

Se vuelca en camioneta ajena

Máximo Rugama / CONDEGA, ESTELÍ
Óscar Danilo Rodríguez Castro, de 46 años, resultó con un trauma craneal severo al sufrir un estruendoso accidente de tránsito tipificado como vuelco. El lamentable hecho ocurrió en un sector conocido como San Ramón, ubicado en la jurisdicción del municipio esteliano de Condega, en el kilómetro 178 de la Carretera Panamericana Norte.
Rodríguez Castro conducía una camioneta pequeña de norte a sur,  cuando aparentemente  el automotor sufrió desperfectos mecánicos y se salió de la vía para luego dar varias volteretas. Debido al percance,  Óscar Danilo quedó prensado entre los hierros retorcidos de la camioneta, de donde lo rescataron los bomberos voluntarios de la ciudad de Condega.
El vehículo donde se movilizaba Óscar Danilo Rodríguez era propiedad de su mamá,  Rosa Argentina Castro.

El decimocuarto que renuncia a la vida

Leoncio Vanegas / OCOTAL, NUEVA SEGOVIA
Manuel Antonio Hernández Mendoza, de 40 años, es el decimocuarto ciudadano en Nueva Segovia que renuncia a la vida.
Según la viuda, Zulema Hernández, residente del barrio Santa Ana de esta ciudad, al mediodía del 14 de septiembre, su consorte se encerró en el cuarto sin decir nada, aparentemente con intenciones de dormir,  sin embargo, a eso de las 4 de la tarde, uno de sus hijos lo fue a mirar, pero  la  sorpresa fue  verle colgado de una viga, donde murió por asfixia.
El comisionado Pablo Ardón, de la vocería policial, dijo que  no se lograron determinar los motivos de la fatal determinación, porque la víctima  aparentaba una vida normal. Este tipo de fenómenos, según las estadísticas del año, han ocurrido con mayor frecuencia en los municipios de San Fernando, Ocotal y Macuelizo.

Trauma abdominal la manda al hospital

Máximo Rugama / ESTELÍ
Con un trauma abdominal severo, la señora Fátima Díaz Rodríguez, de 35 años, fue trasladada por cruzrojistas estelianos  al Hospital Regional San Juan de Dios, de esta ciudad. La dama se movilizaba de norte a sur en una motocicleta sin placas, cuando al llegar a una intercepción fue impactada por un taxi conducido, según los socorristas de la Cruz Roja esteliana, por el cadete Rafael Espinoza Castillo.
Es de señalar que durante los últimos meses, las autoridades policiales han registrado una serie de accidentes de tránsito en los que se han visto involucrados tanto hombres como mujeres, que se movilizan en motocicletas sin tomar las medidas de precaución necesarias o sin hacer uso del manejo defensivo que recomiendan los oficiales de la entidad de seguridad y del orden público.

Lo aprehenden por maltratar a su madre
Leoncio Vanegas / OCOTAL, NUEVA SEGOVIA
Sus familiares lo denunciaron ante la Policía, porque cada vez que se embriaga hace escándalos, no lo aguantan y maltrata a su mamá de 70 años. Esa es la historia de Fausto Salinas López, de 23 años, quien fue apresado y  remitido a la instancia judicial correspondiente por el delito de “escándalo público”.

Se autolesionó para salir de la cárcel

Máximo Rugama / ESTELÍ
Debido a que el reo Edwin Ariel Montengro Rodríguez se provocó varias laceraciones en la cara, en la frente y en la cabeza, al darse contra las paredes y contra las verjas de hierro de la celda preventiva de la Policía esteliana donde está retenido, un equipo de socorristas de la Cruz Roja tuvo que brindarle los primeros auxilios.
Aparentemente, Montenegro quería salir de la cárcel luego de autolesionarse, pero los oficiales de turno dijeron que el ilícito que había cometido era grave. Aunque permitieron que los cruzrojistas lo curaran y le aplicaran ungüentos para detener el sangrado y sanar sus heridas, los uniformados dicen que el reo es malcriado y violento.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus