Lésber Quintero
  •   Rivas  |
  •  |
  •  |

Los nicaragüenses Víctor Alfredo Martínez, de 46 años, e Isidro Miguel Aguirre Enríquez, de 42, fueron remitidos la tarde de este martes a juicio oral y público para que sea la titular del Juzgado de Distrito Penal de Juicio de Rivas quien determine sin son culpables o no del delito de transporte de estupefacientes, psicotrópicos y otras sustancias controladas, ya que como se recordará el pasado 29 de julio fueron capturados en Peñas Blancas con 490 tacos de cocaína.

El peso final de la carga fue de 579 kilos con 473 gramos, y según la acusación, a los dos nicaragüenses se les detectó la carga cuando ingresaron a bordo de un furgón al área de inspección que la Policía Nacional tiene en Peñas Blancas.

Los dos acusados venían de Costa Rica en un cabezal lila, placas C -143621, que halaba la rastra blanco-hueso, con placa chinandegana CH 08464 y en la cual se encontraron los 490 tacos de cocaína.

Los tacos estaban ocultos en un compartimento especial que colocaron los narcotraficantes al fondo de la rastra que, además de transportar el “polvo blanco”, traía 101 refrigeradoras para las bodegas de una casa comercial.

Ahora tanto Martínez como Aguirre Enríquez enfrentarán el juicio por el transporte de droga, ya que en la audiencia inicial celebrada la tarde del martes, el juez de Audiencias del Juzgado de Distrito Penal de Rivas, Diógenes Dávila, decidió que hay elementos suficientes para enviarlos a juicio, el cual se celebrará el 30 de octubre a las diez de la mañana.

En la audiencia el juez decidió mantener la prisión preventiva de ambos acusados.