•  |
  •  |

Hasta el momento los familiares de Yader Ezequiel Valle García, de 21 años, quien fue ultimado el domingo pasado por dos sujetos,  desconocen el avance de las investigaciones.

Valle García era el hermano menor del comisionado mayor Yuri Valle, jefe de la delegación policial en Puerto Cabezas y ex jefe del Distrito I de Policía en el Mercado Oriental.
Las autoridades policiales mantienen hermetismo sobre el crimen, aduciendo que pueden entorpecer las investigaciones.

Lo que se conoce del hecho es que el 18 de septiembre a eso de las ocho de la noche, en el barrio “El Edén”, a pocas cuadras de  su vivienda,  Valle García fue ultimado de un impacto de bala en el abdomen que le dañó los órganos vitales.

“No sabemos cómo fue ni quiénes lo mataron, la Policía dice que son tres días para investigar y con nuestro dolor no hemos tenido tiempo de andar averiguando, pero sí esperamos que todo quede esclarecido”, dijo Juana Leonor Vanegas García, hermana mayor de la víctima.

Por su parte, el comisionado mayor Valle dijo también desconocer el avance de las investigaciones que realiza la Dirección de  Auxilio Judicial, porque él se mantiene en Región Autónoma del Atlántico Norte.

Dejó a su primogénito en gestación
Valle García trabajaba en el mercado “Roberto Huembes”, donde tenía un tramo de piñatas que administraba con otro pariente.  Al salir de su trabajo y dirigirse a casa de su compañera de vida,  quien tiene dos meses de embarazo, cerca de la gasolinera “La Salvadorita”, fue interceptado por una pareja de motorizados.

Los familiares dicen que el joven no tenía problemas con nadie, por lo que les sorprenden la manera en que lo mataron.

Aparentemente el joven reconoció a sus homicidas porque les dijo: “¿Qué, me van a robar?, ustedes saben que trabajo en el mercado”, y los sujetos le respondieron: “No,  a vos te vamos a dar otra cosa”,  acto seguido le dispararon y  huyeron.

Extraoficialmente se conoce que la Policía Nacional hizo una redada en la zona donde ocurrió el crimen y detuvo a 19 personas, a quienes les harían la prueba de productos nitrados  para ver quiénes tienen residuos de pólvora y así mandar a los autores del homicidio a los tribunales de justicia.

Valle García fue velado en casa de su progenitora en el barrio “René Polanco”, de donde fue el tanque Rojo,  en el Reparto Schick,  cuatro cuadras al oeste, media al este y media al norte.

Sus restos fueron sepultados ayer a eso de las cuatro de la tarde en el cementerio Milagro de Dios.