•  |
  •  |
  • EFE

La Policía Nacional desarticuló 11 centros dedicados a prostituir adolescentes y detuvo a 41 sospechosos de trata de personas, informó hoy esa institución.

Los centros de prostitución desarticulados funcionaban bajo la fachada de bares, restaurantes o casinos, principalmente en Managua y en el departamento de Chinandega, indicó la Policía en un comunicado.

En esos lugares han detenido a 41 sospechosos de trata de personas.

Según las autoridades, las víctimas habitan en zonas rurales y son contratadas bajo engaño para trabajar en esos centros en labores de limpieza, cocina o sirviendo, pero una vez en el lugar son inducidas y obligadas a prostituirse o a ser explotadas comercialmente.

El jefe del Departamento de Delitos Especiales de la Policía Nacional, Freddy López, dijo  que en la lucha contra la trata de personas trabajan en coordinación con la Dirección de Migración y Extranjería, la Fiscalía y organismos que trabajan con la niñez y la adolescencia.

En Nicaragua se castiga con prisión de 4 a 12 años de cárcel a las personas que incurren en el delito de trata de personas.