•   CHICHIGALPA, CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |

A consecuencia de una golpiza que le propinaron uno o varios sujetos no identificados,  Julio César Valladares Balmaceda, de 94 años, falleció a las 3:30 de la madrugada del miércoles último.

El o los antisociales penetraron a la humilde vivienda del anciano,  ubicada en el barrio “Marvin Salazar 1”, de esta ciudad, cerca del cementerio,  lo golpearon en la cara, costillas, tórax y brazos para robar varios enseres domésticos.

Martha Valladares relató que su padre,  --que engendró más de 30 hijos--, tras la golpiza fue atendido por un médico en Chinandega, quien lo examinó por última vez a las 9:30 de la noche del martes, antes de rendirse a la muerte.

Un detenido
Lamentó la muerte de su progenitor a manos de delincuentes a quienes no les importó que fuera ciego, por lo que exige justicia.

“Mi padre era no vidente desde 1972 cuando le hicieron una mala operación de catarata. Trabajó en varias instituciones, alfabetizó y enseñó historia. Lo que le robaron no tiene ningún valor, el viejito era lo más preciado para sus seres queridos”, indicó.

Eduardo Antonio Valladares afirmó que habita a escasos metros de donde vivía su padre, a quien atendía constantemente en su alimentación y salud. Confía en que la Policía esclarecerá el crimen.

Una fuente policial de Chichigalpa confirmó la detención de un sujeto, cuya identidad no reveló para no entorpecer las investigaciones.