•   TOTOGALPA, MADRIZ  |
  •  |
  •  |

Una joven de 22 años fue a la letrina por sus necesidades fisiológicas porque sentía dolores estomacales, regresó al interior de la casa, se acostó sin decir nada, pero  no supo que había parido a su bebé, el que cayó desde una altura de unos 2 metros. Según su testimonio, tampoco  sabía que estuviera embarazada.

El curioso caso ocurrió en la comarca El Cuje, según el informe brindado por el comisionado mayor José López Dolmus, jefe policial en Madriz.

La abuela de la joven escuchó un sonido que provenía de la letrina, por lo que fue a verificar y en efecto,  en el oscuro foso, había  un bebé que “pedía auxilio” con su tierno llanto. La señora corrió adonde los vecinos gritando por ayuda, y no faltaron brazos porque 4 hombres con ligereza retiraron la plancha de concreto y procedieron a maniobrar con sumo cuidado, hasta que  lograron un final feliz.

Tanto la madre como el infante fueron llevados al Hospital “Juan Antonio Brenes Palacios”, de la ciudad de Somoto, donde los médicos  le brindaron atención.