•   LEÓN  |
  •  |
  •  |

Tres ciudadanos de la República Checa perecieron este miércoles, a las siete de la noche,  en un aparatoso accidente de tránsito en el kilómetro 58 del tramo de carretera de La Paz Centro.

Las víctimas viajaban  rumbo  a Managua, después de realizar una visita a las instalaciones de una empresa camaronera, en el sector de Jiquílillo, en el departamento de Chinandega.

Según testigos, la camioneta roja doble cabina placa M160926, que transportaba a estudiantes y docentes universitarios, aventajó en carril contrarió e impactó de frente con el camión matrícula MT11805, conducido por Estanislao Alfonso Pantoja, de 63 años.

El conductor de la camioneta donde iban los universitarios, Jaroslab Kamañer,  de 21 años, se encuentra internado en estado delicado y con pronóstico reservado, en el Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales Argüello, Heodra,  en León.

Las autoridades policiales retuvieron en las cárceles de La Paz Centro, al chofer del camión. Según testigos, el exceso de velocidad y la invasión de carril fueron las causas que,  supuestamente,  provocaron el accidente.

No obstante, en el lugar de los hechos el comisionado Luis Barrantes, jefe de la Policía de León, afirmó que por la oscuridad de la noche no fue posible concluir las investigaciones.  

Todos los huesos fracturados
Las víctimas mortales respondían a los nombres de  Libor Severa, de 40 años;  Tomás Katriba, de 33;  y Zopener Henby, de 39. Los cuerpos fueron reconocidos por una de sus amigas, Zukana Septunova, quien se movilizaba en otro vehículo.

Los extranjeros habitan en la finca La Reserva, en el municipio de Diriamba, departamento de Carazo.
De acuerdo con el forense Benito Rafael Lindo, del Instituto de Medicina Legal, la muerte de los tres extranjeros fue instantánea, porque “sufrieron múltiples lesiones en diferentes partes del cuerpo, fue un politraumatismo severo”.

Los cadáveres fueron traslados al Instituto de Medicina Legal de Managua, IML, mientras el estudiante Jaroslab Kamañer  se encuentra grave en el Heodra.

Hoy los cadáveres serán retirados del IML por un funcionario de la embajada Checa en México, quien los trasladará a la funeraria Sierras de Paz de la capital, donde los prepararán mientras se realizan los trámites legales para repatriarlos a su país de origen.