•  |
  •  |

Johny Antonio Torres Robles, alias “Chele Pelón”, principal sospechoso del asesinato del comerciante Daniel Orozco Duarte, ocurrido el miércoles a plena luz del día en Waspam Sur, todavía amenaza de muerte a reporteros gráficos dentro de los juzgados.

“No les pego un par de balazos porque no me prestan esa pistola”,  dijo Torres Robles, mientras señalaba el arma de reglamento de uno de los policías que lo custodiaba.

Para la ejecución del crimen, El “Chele Pelón” contó con la participación de un adolescente de 17 años, quien armado de un machete cuidaba que nadie le estropeara la huida.

Jueza recalifica delito
La jueza Tercero Distrito Penal de Audiencia, Henriette Casco, al admitir la acusación presentada por el Ministerio Público, cambió la calificación provisional de homicidio a asesinato.

“El relato de los hechos no se corresponde con los mismos, pues la Fiscalía no hizo mención de las circunstancias del asesinato, como son la premeditación y la alevosía”, señaló la judicial.

La recalificación del delito principal significa que Torres, en caso de ser encontrado culpable por el asesinato,  podría enfrentar una pena de 20 a 30 años de prisión, y en cambio, de haber quedado como homicidio, la pena sería de 15 años.

A “El Chele Pelón” le imputan el ilícito de  portación ilegal de armas, porque el revólver calibre 32 con que le disparó a la víctima le fue robado a Rigoberto Rodríguez González.
El Ministerio Público acompañó el escrito acusatorio con los antecedentes penales del

“Chele Pelón”, donde se refleja que ha estado preso por robo con intimidación, robo con violencia, lesiones y amenazas de muerte.

Torres quedó en prisión preventiva, y deberá acudir a audiencia inicial el próximo 6 de octubre.

En lo que refiere al menor de edad, la jueza de audiencia lo puso a la orden de un Juzgado de Adolescentes, donde el judicial correspondiente decidirá si le impone o no la privación de libertad de manera temporal.