•  |
  •  |

Con una estocada en el corazón fue encontrado el obrero de la maquila, Rey Antonio Acuña Ojeda, de 25 años, la madrugada del sábado en una calle de la Zona 5 de Ciudad Sandino
Acuña encontró la muerte luego de salir del bar “Los Chacalines”, a eso de la 1:45 de la madrugada, donde protagonizó un “bochinche” con unos sujetos.

Luego del Crimen, autoridades del Distrito Diez de Policía realizaron una redada en la zona, capturando a 16 sospechosos, todos miembros  de las pandillas “Los Batos Locos” y los de “La Calle Liberada”.

Las primeras pesquisas policiales señalan que Acuña Ojeda probablemente se negó a pagar  el “peaje” a los pandilleros que en las madrugadas cobran a los transeúntes que pasan por donde ellos están.

Aunque las investigaciones policiales también están dirigidas para establecer si la persona con la que Acuña peleó en el bar está vinculada en el crimen.

La dueña del negocio dijo a los familiares de la víctima que luego del incidente sacaron del bar a Acuña, pero este se negó a abordar una mototaxi porque consideró que el precio era exagerado.

La víctima deja en la orfandad a una niña de 13 meses, sus familiares descartan que el móvil del crimen sea el robo porque todavía tenía consigo la billetera.