•   LEÓN  |
  •  |
  •  |

Orlando Santiago Escorcia Álvarez, de 27 años, murió este lunes en horas de la madrugada, después de recibir alrededor de 15 puñaladas en distintas partes del cuerpo.

El horrendo crimen se produjo en el costado este del templo San Juan, en las inmediaciones del mercado La Estación.
Con la intención de robar, los agresores también golpearon y lesionaron de gravedad a Jimmy José Paiz Álvarez, de 21 años, quien fue ingresado de emergencia en el Hospital Escuela “Oscar Danilo Rosales Argüello”, Heodra,  de León.

A pocas horas de ocurrido el crimen, las autoridades policiales incautaron el cuchillo y retuvieron a Fernando Díaz Parrales, de 26 años, como principal testigo de los hechos.

La víctima mortal era primo hermano de Paiz Álvarez  e hijo de la delegada departamental del Marena, Yaniree Álvarez.

Le perforaron el intestino
El médico forense Benito Rafael Lindo dijo que  Orlando Santiago murió a consecuencia de hemorragia masiva externa producida por una perforación del intestino delgado, una lesión en el área del abdomen y trauma contuso en la región del tórax.

En total fueron 15 estocadas, 4 heridas en la cabeza, dos en la cara, una en el tórax, otra en el abdomen, seis en el brazo izquierdo y una en el derecho.

Paiz Alvarado recibió golpes en distintas partes del cuerpo y tiene herida profunda en la mejilla izquierda, de aproximadamente 18 centímetros.

Según algunas versiones, supuestamente existían rencillas y celos personales entre Orlando Santiago y otros jóvenes que laboran como “DJ”.

Piden seguridad ciudadana
En medio de su dolor, Yaniree Álvarez expresó que es necesario que las distintas autoridades de la localidad se preocupen por fomentar la seguridad ciudadana.

“No es posible que nuestros hijos y jóvenes tengan que reprimirse dentro de sus casas por miedo a salir a las calles donde pueden ser atacados por los delincuentes”, detalló.

Por su lado, Carlos Briones Álvarez, de 25 años, familiar del herido, afirmó que supuestamente eran cuatro los delincuentes, uno de los cuales inició la discusión, mientras los demás intentaban robar.

La Policía Nacional continúa con las investigaciones del caso.