•   LEÓN  |
  •  |
  •  |

36 horas después del asesinato de Orlando Santiago Escorcia Álvarez, de 27 años, quien fue sepultado ayer, las autoridades policiales entrevistaron a 22 personas, pero solo encarcelaron a cinco ciudadanos por  supuestamente estar involucrados en el hecho.

Escorcia Álvarez fue ultimado el lunes pasado de 15 puñaladas, cuando transitaba con Jimmy José Paiz Álvarez, de 21 años, por el costado este del templo San Juan, en las inmediaciones del mercado La Estación.

La Policía Nacional aún no ha dado a conocer el móvil del crimen, pero se presume que existían rencillas o celos profesionales entre Escorcia Álvarez y otros jóvenes con quienes  supuestamente discutió acaloradamente bajo los efectos del licor.

Yaniree Álvarez, delegada departamental del Marena, afirmó brevemente que espera que los culpables sean enjuiciados y que paguen por el crimen de su hijo.
“Tenemos que trabajar todos juntos para construir una seguridad ciudadana y  evitar que otra madre sufra este dolor, el dolor de perder a su hijo en estas  circunstancias”, dijo.

Otra persona que exigió justicia es Erika Santana, con quien Escorcia pretendía contraer nupcias en diciembre. “Es necesario que la Policía ponga mano dura en contra de los delincuentes, no es posible que pasen estas cosas, por eso el país está así, es necesario que patrullen las calles y tenga mayor presencia”, dijo.