•   MATAGALPA  |
  •  |
  •  |

Como lamentable y dolorosa para los familiares de dos muchachas que padecen del Síndrome de Down fueron calificadas dos sentencias emitidas por el titular  del Juzgado Primero Penal de Juicio,  Frank Rodríguez, absolviendo del cargo de violación y liberando a dos varones.

“Por muchas pruebas que le presentamos para que las viera, las sintiera, las escuchara y las palpara,  hizo caso omiso a todas ellas, dijo que estos dos casos son atípicos,  porque no están contemplados en las normas y leyes, y  no creyó en la incapacidad mental de las dos personas afectadas”, señaló Erika Prado, abogada del Colectivo de Mujeres de Matagalpa y representantes de las víctimas.

“Él considera que estas personas que poseen una capacidad mental de niñas de cuatro o seis años, por la edad biológica que tienen de 22 años son capaces de enamorase y que fue por su voluntad que una de ellas tuvo las relaciones sexuales con el vecino”, agregó la abogada que  ya apeló las sentencias.

Wilfredo Carrión, originario  de Sébaco, y Carlos Salmerón Guzmán, de San Isidro, son los nombres de los dos absueltos.

Desconfían de la justicia
“Yo ya desconfío de la justicia, yo busqué la justicia creyendo en ella y esperando una repuesta, pero al llegar ahí, me sentí agraviada por el juez Frank Rodríguez, quien dijo que yo no quería aceptar que mi hija tenía las hormonas alteradas, que era una bruta, que no quería aprender y que lo que le gustaba era la vaguería”, señaló Auxiliadora Vega Treminio,   madre de una de las víctimas.

“Cómo iban  a ser  novios si no conocíamos  a esa familia, porque son originarios de Tipitapa y están alquilando una casa en Sébaco, hasta la misma oficial de la Comisaría le dijo a la niña ultrajada que mejor se casara con su abusador y todo terminara así, y que si no lo quería,  que lo dejara seis meses después, lo que posteriormente negó la oficial”, aseguró doña Auxiliadora.

Por su parte Arelis del Carmen Mendoza señaló que  fue terrible ver que las autoridades a las cuales acudieron confiadas, no hicieron nada porque el CPF señalado está  libre “y ahora  pasa burlándose”.

Judicial riposta
Por su parte el doctor Frank Rodríguez  dijo que la sociedad matagalpina, los organismos que velan por los derechos de las mujeres y las instituciones en general saben que él  trata respetuosamente a todas las personas que acuden a su despacho en busca de una respuesta.

“Yo respeto como algo sagrado a una víctima y me solidarizo plenamente con la tragedia que pudo haberle ocurrido, pero eso no indica que por el hecho de que sea  sensible y solidario con ella,  tenga que condenar a personas acusadas sin las pruebas suficientes”,  aseguró.

“Ahora bien, yo sostengo un criterio jurídico que es compartido por muchos juristas, y es que no hay en el Código Penal actual una tipificación de violación  por el hecho de que una víctima tenga una  edad mental menor a los catorce años y que su edad biológica sea de veinte o treinta años, salvo, desde luego,  que en dicha violación concurran las circunstancias del artículo 168 CP,  que serían fuerza, violencia, intimidación o que su voluntad sea viciada por cualquier medio”, explicó el judicial.

Agregó que sí está tipificado el delito de violación a menor de catorce años,  pero se refiere a edad biológica no mental. “Hay un artículo que pareciera que contempla esta circunstancia que es el 169  de la violación agravada, pero no, lo que contempla ese artículo solo son circunstancias agravantes. Pero ese es un criterio jurídico que lo van a resolver los magistrados en apelación o la CSJ en casación”, explicó.

Apuntó que las opiniones  en su sentencia,  -sobre los que padecen del Síndrome de Down-, se fundamentan en criterios de estudios a estas personas,  a quienes se les confiere derechos humanos como toda persona,  “y que no necesariamente son los niños que muchos creemos que son”.