•   MANAGUA Y CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |

La Policía Nacional detuvo ayer a dos ciudadanos que ingresaron al país con mercadería de contrabando, porque no la reportaron en la Dirección General de Aduana.

El comisionado César Cuadra Soriano, divulgador de la Policía, explicó que David Antonio Blanco Solís, de 36 años, y Aarón Daniel Mojica Moreno, de 30, son investigados por traer celulares y otros objetos aparentemente de manera ilícita.

Blanco ingresó a Nicaragua procedente de Panamá a la 1:00 de la tarde del viernes último, en el bus MCI, placas M 131-757. El aludido trabaja para Excursiones Donald Aráuz y  le encontraron 193 celulares.

Mientras que Mojica llegó a las 3:30 de la madrugada del sábado, procedente del país canalero en el bus MCI placas M 012-207. El mencionado trabaja como chofer de Excursiones Dina y  transportaba 200 celulares de diferentes marcas y  bisutería, entre otros objetos.

Las vitaminas hondureñas

“Estamos investigando…Aarón Mojica llegó a buscar la mercadería en la camioneta del suegro, una Isuzu, gris placas M 006-005, se le ocuparon también unas pesas y otras pertenencias”, dijo el comisionado Cuadra.

Los conductores trasladaban los celulares en los ductos del aire acondicionado del vehículo, para que Aduana y la Policía no los detectaran.
Los detenidos explicaron que traían esa mercadería para ganar dinero extra. “Vos sabés cómo está la situación de dura y ahora hasta sin trabajo vamos a quedar”, declaró David Blanco.

Por otro lado, un total de mil 392 unidades de presunto jarabe vitamínico en 29 cajas provenientes de Tegucigalpa, Honduras, que iban a mercados de Managua, fueron incautadas por efectivos de la Dirección de Investigaciones Económicas, DIE,  de los departamentos de León y Chinandega.

El comisionado Julio Hayme Bonilla, jefe de la DIE en el Occidente del país,  aseguró que el presunto medicamento fue incautado a Digna Doris Salmerón y a Mayra Salgado.

El oficial aseguró que los jarabes fueron introducidos de contrabando, por lo que comenzarán a entablar acusaciones por cómplices a los conductores de los autobuses que transporten a contrabandistas.