•  |
  •  |

Bajo supuesto acoso y en espera de que en cualquier momento le suceda algo,  por falta de protección policial, la señora Marbely Castillo Cerna denunció nuevamente a su cónyuge Walter Castillo Sandino --nieto del general Augusto C. Sandino--, a quien señala de enviar a hombres armados a seguirla e investigarla, pero él lo negó enfáticamente.

La señora Castillo especificó que en junio pasado ella  denunció a Walter Castillo por violencia intrafamiliar, y actualmente se está divorciando de él,  sin embargo, en conferencia de prensa en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, aseguró que dos hombres armados, en moto o en diferentes vehículos, la han estado siguiendo, y se identifican como agentes policiales.

“Mientras espero que se dicte sentencia en los Juzgados de Familia, han comenzado a acosarme. Me siguen a todas partes y hasta me toman fotos, buscando pruebas no sé de qué o por qué motivo. Desconozco si alguien me está acusando de algo o si me investigan”, dijo la señora Castillo Cerna.

Explicó que el fin de semana ella llegó a la casa de su suegra para llevarse a sus hijas, que pasaron el fin de semana  con su papá, pero después le avisaron que cuando le entregaron a las niñas, se acercaron dos hombres en una moto.

Esto lo conoció por boca de Olivia Mendoza Aráuz, quien forma parte de los agentes policiales que resguardan la casa de la mamá de Walter Castillo, a quien en septiembre le robaron dos veces en la vivienda.

“Quiere llamar la atención”
“La oficial me preguntó que si los hombres armados y con radiocomunicadores estaban conmigo, pero le contesté que no. Según ella, al requisarlos le enseñaron un chip y le dijeron que siguiera haciendo su trabajo, que ellos también estaban trabajando. La oficial después se acercó a la camioneta de Walter (Castillo) y le preguntó quiénes eran esos dos hombres,  y él contestó que andaban con él”, asegura la denunciante.

“No sé si son policías o qué. La placa de uno de los vehículos es de un Hyundai gris oscuro, M 107 401, que me siguió toda la mañana del domingo, y por la tarde fueron dos hombres en moto”, alega, agregando que llamó a la Delegación V de Policía, y quien la atendió le dijo que se dirigiera al Distrito I, donde ahí le informarían por qué la estaban siguiendo. También le dijo que los motorizados eran policías que le daban protección.

Walter Castillo Sandino negó en todo momento que tenga a persona siguiendo a su aún esposa. Por el contrario, dijo estar muy preocupado por la seguridad  de sus hijas y de su mamá, a cuya casa entraron a robar y hasta la ataron. Según él, había intencionalidad de acabar con su vida.

Posteriormente, trataron de asaltar el domicilio otra vez, por lo que su madre en estos momentos tiene protección policial.   

“Yo no tengo vigilancia personal y tampoco he enviado a nadie a seguirla. Para mí eso es una sorpresa. Lo que sé, es que por el robo hay un delincuente detenido y no me han dado mayor información al respecto. También desconozco si a Marbely la están investigando. Lo extraño es que la gente que efectuó el robo tenía los planos de la casa, y eso debió salir de alguien cercano a la familia.

Yo no quiero acusar a nadie, espero que se esclarezca el caso”, expresó Castillo Sandino.
Mencionó que para él lo denunciado por Marbely no es más que una forma de llamar la atención de cara a obtener la tutela de las niñas. Finalmente, alegó que él es  de una familia honorable y nadie va ha manchar eso.

Branda Rojas, abogada del Cenidh, dijo que solicitarán a las autoridades información sobre los supuestos agentes policiales que siguen a Marbely Castillo, y preguntarán si está siendo investigada, porque si es así, tiene  derecho a conocer por qué.