•   Puerto Cabezas, RAAN  |
  •  |
  •  |

Mil trescientos setenta y cinco paquetes de cocaína y cuatro extranjeros detenidos fue el resultado de un fuerte operativo ejecutado por el Ejército de Nicaragua a través de la Fuerza Naval del Atlántico, el pasado sábado a las cuatro y media de la tarde.

El teniente coronel Álvaro Ibarra, jefe de Prensa del Ejército de Nicaragua, dijo que el operativo es resultado del trabajo de inteligencia de la Fuerza Naval y del Ejército de Nicaragua en la lucha contra el narcotráfico internacional.

Los detenidos son los colombianos Eduardo Padilla Ballesteros, de 30 años y Rufino Rubíes Vargas, de 40, y los hondureños Mateo Mauricio Ávila, de 48 años, y Paco Antonio Antones Ayala, de 39.

Los cuatros extranjeros --que se desplazaban con dirección sur a norte a bordo de una lancha tipo “Eduardoño”, con tres motores fuera de borda de 200 caballos de fuerza cada uno-- al recibir la señal de alto por parte de la patrulla naval trataron de huir e hicieron una mala maniobra, lo que hizo que el agua penetrara en los motores, y provocó que se apagaran, y eso facilitó la captura, dijo el capitán de Corbeta Julio César Zapata, jefe de la Capitanía de Puertos en esta ciudad.

Los mil 375 paquetes de cocaína venían distribuidos en sacos “macén”, que contenían 25 paquetes cada uno. Sin embargo, el pasaje exacto no se ha podido precisar, pues aunque el pesaje inició en horas de la madrugada del domingo, al cierre de nuestra edición aún continuaba el trabajo policial, sin embargo, se presume que la cantidad de cocaína incautada es superior a los 1,500 kilos.

Fue un quiebre grande
Se trata uno de los quiebres más grandes que se le ha dado al narcotráfico a nivel nacional y en la costa Caribe, donde desde hace más de un año no se capturaba droga en manos de extranjeros, dijo el capitán de fragata Roberto Chacón.

Se recordó que de los cuatro últimos extranjeros capturados con cocaína el año pasado en el Caribe nicaragüense, dos se dieron a la fuga el 30 de mayo de 2006, los que salieron por la puerta de la celda, e hicieron uso de llaves que nadie sabe cómo obtuvieron. En esa época, también un jamaiquino y dos mujeres hondureñas acusadas por el mismo delito de tráfico de estupefaciente se fugaron sin dejar huellas.

No debe obviarse que las cárceles de Bilwi ocupan el primer lugar a nivel nacional en fuga de narcotraficantes, debido a que son cárceles preventivas y no cuentan con las condiciones mínimas de un centro penitenciario.

Droga iba para México
El cargamento incautado salió de la ciudad de Cartagena el pasado viernes 10 de agosto, y tenía como destino el estado de Yucatán, en México, donde entregarían la droga, dijo el capitán de Fragata Roberto Chacón, asesor jurídico de la Fuerza Naval.

Por su parte, el jefe de prensa del Ejército de Nicaragua, teniente coronel Álvaro Ibarra, dijo que la captura de los extranjeros y de la droga se da en aguas nacionales, en la ubicación 14 grados, 45 minutos y 82 grados 53 minutos, es decir a unas 56 millas al noreste de Puerto Cabezas.

Para las dos de la tarde de hoy, lunes, el Ministerio Público tiene previsto presentar formal acusación contra los cuatro extranjeros, que desde su captura no han querido decir más que su nombre y nacionalidad.