•  |
  •  |

RIVAS

Un hombre de 42 años  decidió acabar con su vida ingiriendo tres tipos  de herbicida, entre ellos Cipermetrina. La víctima habitaba en San Jorge y fue identificado en el hospital rivense como  Apolinar Novoa Corea. Expiró a las cinco de la mañana del lunes, según detalló el doctor Ervin Ambota, quien explicó que la exesposa y dos hijos  pedían a los galenos  que le quitaran el ventilador y lo dejaran fallecer,   pero los médicos rechazaron la petición, y fue hasta este lunes que Novoa  Corea se rindió a la muerte.