•  |
  •  |

La pequeña Naydeling Vanessa García Ortiz, de ocho años, murió electrocutada la mañana del martes, cuando caminaba por el patio de su casa rumbo a la pulpería para comprar el desayuno, y un cable eléctrico se desprendió y le cayó en el cuello, producto de la ventisca y de la lluvia.

El hecho ocurrió  en el barrio La Esperanza, en Villa “Carlos Fonseca”. Yolasi García relató que su sobrina salió de la casa pese a que su mamá,  Rosa Isabel Ortiz, le ordenó no hacerlo.

La vela de García Ortiz, quien se enterrara en una caja donada por la comuna, se realizó en la Iglesia Bautista “Betsaida”.

La niña era la hija mayor del matrimonio conformado por Francisco García y Rosa Ortiz, pero el primero hasta ayer en la tarde no sabía que había ocurrido la desgracia, porque andaba pescando.