María Mercedes Urroz
  •   Managua  |
  •  |
  •  |

Boanerges José Ochoa Juárez, de 51 años, falleció luego que un bus que cubre la ruta 210 le pasara encima, ayer, a las seis de la mañana, en el mercadito del municipio de Ciudad Sandino.

Según la teniente Guillermina Rojas Hernández, jefa de Información y Análisis de la Primera Delegación de Policía, con el nombre de Erasmo Antonio Rodríguez fue identificado el conductor del bus multicolor, placa M 1171, que cubre la ruta Ciudad Sandino-Managua.

“Él –-Erasmo-— manifestó que llevaba abiertas las puertas y Boanerges se resbaló y cayó”, dijo la teniente Rojas. Después del percance el infortunado fue trasladado al Hospitalito de Ciudad Sandino, pero por la gravedad de las lesiones fue remitido al Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, donde llegó ya sin vida, por lo cual lo ingresaron a la morgue de dicho centro asistencial.

En la Primera Delegación de Policía se encontraban María Auxiliadora y Manuel Salvador Ochoa, ambos hijos de Boanerges, quienes interpusieron la denuncia.

Los jóvenes expresaron desconocer hacia dónde se dirigía su papá, ya que siempre salía a buscar algún “rumbo” de trabajo que hacer.

La vela se realizó en donde fue su residencia, ubicada de la terminal de la ruta 115, dos cuadras al norte, dos cuadras al oeste, una cuadra al norte. Mientras tanto, el conductor del bus está detenido bajo el cargo de homicidio culposo.

Perece “borrachito”
En otro orden, frente a la Universidad Politécnica de Nicaragua, Upoli, fue encontrado esta mañana el cuerpo sin vida del bebedor consuetudinario Juan López García, de 51 años, quien pereció por intoxicación alcohólica.

Los familiares del “borrachito”, como se les llama popularmente a los adictos al alcohol, manifestaron que desde anoche estaban preocupados porque no llegó a dormir y decidieron buscarlo, pero lamentablemente lo encontraron sin vida.

Los vecinos llamaron a los paramédicos de la Cruz Roja para ver si era posible auxiliarlo, pero ya no había nada que hacer.