Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

Más de 25 años en la cárcel deberá pasar Elio Aburto Leiva, de 19 años, por haber matado a su hijastra Margine de los Ángeles Herrera, de 16 meses.

Los 25 años y ocho meses de presidio equivalen a 9 mil 371 días en la cárcel, eso significa que Elio Aburto volverá a ver salir el sol hasta finales del año 2033.

La pena que sobrepasa el cuarto de siglo de presidio le fue impuesta a Aburto por la juez Penal de Juicio de Masatepe, Michelle Campos Chamorro.

La jueza Campos también le impuso a Aburto ocho meses de prisión por los delitos de lesiones dolosas en perjuicio de sus otros dos hijastros, los niños Pedro y Escarlet, de tres y cinco años, respectivamente.

La salvaje agresión que terminó con la vida de Margine de los Ángeles Herrera aconteció el pasado 27 de enero, en la comarca “Mata de Guayaba”, jurisdicción de Masatepe, pero la niña expiró una semana después en el Hospital “Fernando Vélez Paiz”.

Entre los agravantes que la judicial halló en contra del acusado está el haber cometido el delito en despoblado y con saña, además de que la víctima no representaba ningún peligro para su victimario.

Como la defensa técnica de Aburto optó por la realización del juicio con un tribunal de jurado, el veredicto de culpabilidad está firme y la única opción que le queda al infanticida es pedir una revisión de la pena que le impuso la jueza Michelle Campos.