Máximo Rugama
  •  |
  •  |
  • END

ESTELÍ
Un tremendo susto se llevó José Luis Andino Jarquín al momento que se disponía a realizar sus necesidades fisiológicas, cuando escuchó desde el fondo de la letrina el llanto desconsolado y constante de una criatura.

Al inicio creyó que estaba soñando y que a lo mejor se había levantado sonámbulo de su cama, pero todo lo que estaba pasando era cierto, por lo que evitó hacer algo más y se dispuso a comunicarle a su familia lo que estaba pasando.

Todo ocurrió en la comunidad El Regadío, ubicada a unos 12 kilómetros al norte de esta ciudad, cuyos pobladores se dispusieron a levantar la plancha de la letrina vieja para averiguar qué había allí.

Luego de despegar el sentadero de concreto, los curiosos descubrieron que quien lloraba era un recién nacido cuya madre por razones hasta ahora desconocidas, lo lanzó al fondo de la letrina.

Extracción manual
José Luis y otros vecinos, auxiliados de herramientas manuales para evitar hacerle daño, extrajeron al niño.

De inmediato, con la ayuda de varias mujeres, procedieron a bañar a la criatura y fue cuando se dieron cuenta que se trataba de un hombrecito.

Hasta ahora no se conoce el paradero ni la identidad de la dama que lanzó a la vieja letrina al producto de su vientre.

Algunas damas comentaron que mientras muchas mujeres en esta ciudad desearían al menos tener un hijo, la madre que llevó nueve meses a esta criatura en sus entrañas, la botó en la inmundicia.

En El Regadío no faltó una dama que se ofreciera a darle protección al bebé, pero éste fue trasladado al Hospital Regional San Juan de Dios, de esta ciudad, para su debida valoración y asistencia médica.

Sin pistas
La criatura, que pesa ocho libras y media, se encuentra en perfectas condiciones de salud y no sufre por ahora de ningún mal.

La Policía busca a la madre, mientras un inversionista local, dueño de una empresa tabacalera cuyo personal en un 75 por ciento es femenino, dijo que está colaborando con las fuerzas del orden y autoridades sanitarias para determinar si la madre de la criatura es o no una obrera, pero hasta ahora no hay pistas.

Las autoridades no descartaron la posibilidad de que la madre del niño sólo llegó a El Regadío de visita para lanzar a la criatura en la letrina.

Por el tamaño del niño, se determinó que nació por un parto normal.