•  |
  •  |
  • END

Con fracturas en todo el cuerpo y en estado crítico ingresó a la sala de Emergencias del Hospital “Roberto Calderón” doña María Concepción Guillén Espinoza, de 65 años, luego de que fue brutalmente atropellada por el conductor de un taxi que viajaba a exceso de velocidad.

El doctor Francisco Munguía, ortopedista del centro asistencial, informó que el estado de la señora Guillén es grave, porque presenta amputación del miembro inferior izquierdo, fracturas en el muslo, antebrazo y pelvis.

“Lo que hicimos fue estabilizarla para llevarla a sala de operaciones, ella está grave, tiene fracturas en todo el cuerpo, vamos a esperar”, indicó el doctor Munguía, sin atreverse a dar pronósticos.

Según información proporcionada por la capitana Cira Hurtado, Jefa de Tránsito de la Quinta Delegación, el accidente se produjo a las 7:00 de la mañana en la intercepción del Centro Comercial y la causa fue exceso de velocidad.

El accidente
El conductor del taxi Hyundai, blanco, placas M 08860, conducido por Norman Fernández Chamorro, de la Cooperativa “Resistencia Nicaragüense”, circulaba a exceso de velocidad de oeste a este cuando impactó a la señora y le provocó las fracturas que la tienen en estado crítico.

Miembros de la Dirección General de Bomberos trasladaron a la herida al Hospital, hasta donde llegaron sus hijas, quienes lamentaron la situación de su familiar.

En el lugar del accidente, los testigos comentaron que doña María Concepción andaba con muletas, pero Lucía López, su hija, aclaró que debido al gran impacto el bompers del taxi se desprendió y su madre salió catapultada por el aire, y luego ésta impactó a otra persona que estaba cerca del accidente, quien sí llevaba muletas.

La víctima salió de su casa en el barrio Grenada para ir a Altamira, donde labora como empleada doméstica.