•  |
  •  |
  • END

Producto de dos impactos de bala pereció de forma instantanea, ayer por la madrugada, a media cuadra de su casa, Carlos Iván Cáceres Espinoza, de 30 años.

El capitán Wilfredo Valdivia, jefe de Información y Análisis de la Cuarta Delegación de Policía, explicó que la víctima recibió un impacto de bala en el pulmón derecho y otro en el pie derecho.

Precisó que un vigilante de calles identificado como Javier Torres informó a la hermana de la víctima que los homicidas huyeron en bicicletas rumbo a la Iglesia.

Familiares de la víctima creen que el móvil del homicidio fue el robo, porque al momento del crimen Cáceres al menos andaba 80 córdobas, ya que trabajaba como lavacarros en el sector de la Rotonda La Virgen.

Doña María Elena Cáceres dijo que su hijo era el mayor de cuatro vástagos y que no deja desdendencia en la orfandad. Espera que la Policía logre capturar a los sujetos que le arrancaron parte de su vida.

El hecho se originó de la Taquiza del barrio Santa Rosa, media cuadra al norte, en la vía pública, aunque Cáceres habitaba del edifico de las 3 F, cinco cuadras al sur y media al oeste.