Francisco Mendoza S.
  • |
  • |
  • END

WASLALA, MATAGALPA
Porque sentía remordimientos por haber violado a su propia hija de doce años y además estaba amenazado por su compañera, quien le dijo que lo iba a denunciar, un hombre decidió quitarse la vida ingiriendo una porción de gramoxone.

La víctima tenía 45 años y por temor a ir a la cárcel decidió poner fin a su existencia.

Según la denuncia interpuesta por la madre de la niña abusada, ella había salido rumbo a la iglesia ubicada en la comarca de Boca de Piedra, municipio de Waslala, dejando a su hija sola porque en ese momento su compañero de vida no estaba, pero cuando regresó se encontró con el delito.

La señora aseguró que su hija le contó todo lo que le había hecho su progenitor, por lo que decidió denunciarlo ante las autoridades policiales para que pagara por su delito, pero al verse descubierto agarró medio litro de gramoxone y se lo tomó de un solo trago, y murió de forma instantánea.

Una patrulla de la Policía de Waslala se dirigió al lugar del suicidio para realizar las investigaciones respectivas, pero hasta el momento aseguran que la causa del suicidio fueron los remordimientos del hechor.