• |
  • |
  • END

Una joven de 22 años pasó la peor noche de su existencia el miércoles, porque fue ultrajada sexualmente por dos individuos, sobre la lapida de una tumba del Cementerio Oriental.

La denuncia de la joven indica que a 10:20 de la noche del miércoles estaba en el Bar “La Sarita”, tomando licor, luego salió y tres sujetos la siguieron, la introdujeron al Cementerio y dos de ellos procedieron a violarla.

El capitán Wilfredo Valdivia, jefe de Información y Análisis de la Estación Cuatro de Policía, dijo que la joven relató que al momento de los hechos estaba tomada, pero aclaró que no se fue por su gusto con los hombres.

En tiempo récord la Policía capturó a los supuestos hechores: Pablo Antonio Raudez Castellón, de 28 años, y Guillermo Daniel Obando Mayorga, de 30.

Dos vigilantes del campo santo, identificados como Orlando Arteaga, de 42 años, y René Antonio Cerda, de 40 años, también están siendo investigados porque supuestamente no hicieron nada para ayudar a la joven.

Gritos desgarradores
La joven fue auxiliada por varios vecinos y un agente policial que pasó por el lugar cuando iba rumbo a su casa. Éste se detuvo al escuchar los gritos desgarradores pidiendo auxilio, realizó un disparo al aire y al subir al muro del campo santo encontró a Raudez in fraganti sobre la muchacha.

Los dos hombres sospechosos dijeron a la Policía, después de haber sido capturados, que nada tenían que ver con la joven, aunque ésta estaba sobre una tumba sin ropa de la cintura para abajo.

Raudez, quien al momento de la captura tenía desabrochado el pantalón y la portañuela abierta, negó el delito.