• |
  • |
  • END

Varios pescadores artesanales dejaron por un momento sus redes para saber qué era el bulto que observaban a más de tres kilómetros de distancia de la costa del Lago de Managua, pero su sorpresa fue enorme al descubrir que era un cadáver en estado de descomposición.

El pescador Freddy Cruz llamó a la Policía para informar que el cuerpo estaba en la desembocadura del río Panamá.

“Este hombre no es de por aquí. Yo ayudé a sacarlo, porque no lo podíamos dejar ahí. Tal vez sus familiares lo están buscando y va a ser triste cuando se enteren de esta noticia”, expresó Cruz.

Pesquisas
Las autoridades indicaron que el fallecido tenía entre 45 y 50 años, y probablemente al momento del hallazgo tenía entre 36 ó 48 horas de muerto.

El hombre era de tez morena, vestía un pantalón verde, camisa negra, sin zapatos, portaba un reloj, unas llaves y una cartuchera de teléfono azul.

El cuerpo del infortunado fue trasladado al Instituto de Medicina Legal para determinar la causa de muerte y si hubo o no mano criminal.

Por su parte la Policía del Distrito Ocho informó que continuará las investigaciones para conocer la identidad del infortunado.