• |
  • |
  • END

A como dice el refrán popular, “en la puerta del horno se le quemó el pan” al comisionista de vehículos Diego Manuel García Zeledón, de 48 años, por haber dado tres direcciones distintas como domicilio.

Inicialmente el juez Tercero Penal de Audiencia Óscar Manzanarez, le decretó el arresto domiciliar a García, pero acto seguido se lo revocó imponiéndole la prisión preventiva.

El judicial cambió su decisión porque un secretario judicial le alertó de que el acusado le estaba dando una dirección distinta a la que brindó cuando fue capturado por agentes de la Estación Cuatro de Policía.

Diego García dijo habitar en el barrio Larreynaga, del puente del mismo nombre, una cuadra al este, dos y media cuadras al norte, pero para cumplir el arresto domiciliar señaló como domicilio, de Suministros Eléctricos dos cuadras y media al norte, en el barrio Ducualí.

La tercera dirección que supuestamente García señaló como domicilio no fue dada a conocer por las autoridades.

La Fiscalía le imputa Diego García Calderón la supuesta autoría del delitos de estelionato por haber vendido dos vehículos ajenos con escritura falsa al cambista Douglas Gutiérrez Carrillo.

Los vehículos le pertenecen a los comerciantes Vidal Mendoza Hernández y Abraham Josué Hernández.

Por este mismo delito serán citados próximamente los abogados Edgard Bolívar Ordóñez y Francisco Campos Narváez, quienes presuntamente hicieron las escritura falsas.

Al final de la audiencia, Diego García pidió tiempo a sus acusadores para llegar a un arreglo con ellos, pero éstos le exigieron la entrega inmediata de los vehículos y de otros cuatros que han desparecido.