•  |
  •  |
  • END

Repudiable a los ojos de sus familiares más cercanos es la actitud asumida por una joven madre, quien huyó de la casa de sus padres para no declarar en el juicio contra su ex pareja, un hombre acusado de abusar sexualmente a sus tres pequeños hijastros.

Nelly Obando Zamora, de 26 años, es la madre que abandonó la casa de sus padres, en Tipitapa, cuando sólo faltaban cuatro días para que iniciara el juicio contra Noel Antonio Zamora Maleaños, padrastro de sus criaturas de siete, nueve y 10 años.

Francisca Zamora Luna, abuela materna de los niños, dijo que su hija se fugó de su casa, la mañana del lunes siete de abril, cuando sólo faltaban cuatro días para que iniciara el juicio.

“Ella se comunicaba con la familia de ese hombre (Noel Antonio Espinoza) y parece que ellos la manipularon para que se fuera con los niños y no declarara en el juicio”, aseguró la indignada abuela materna.

A pesar de reconocer que su hija se fue con los niños, Francisca Zamora interpuso una denuncia en el comando policial de Tipitapa por el supuesto secuestro de su hija y de los tres niños.

La fiscal auxiliar Kruchezca Durán dijo desconocer el contenido de la denuncia, pero comparte el criterio de la abuela materna de los niños, “porque ella (Nelly) tiene una lesión psicológica y pudo haber sido manipulada de forma fácil”.


Hay otras pruebas
Si Nelly Obando no asiste al juicio que se reanuda hoy, a las diez de la mañana, en el Juzgado de Juicio de Tipitapa, la Fiscalía tiene otras pruebas para demostrar la culpabilidad del imputado, aseguró la representante del Ministerio Público.

El juez de Juicio, Sergio Amador Pérezalonso, dijo que a petición del Ministerio Público ordenó que se haga comparecer con el uso de la fuerza pública a Obando. Francisca Zamora dijo por su parte que su hija se comunicó telefónicamente con autoridades de la Comisaría de la Mujer en Tipitapa y de la Fiscalía, para explicar que no desea seguir con el juicio y que si acusó a su marido hace cuatro meses “fue por presión de su familia”.