Francisco Mendoza S.
  •  |
  •  |
  • END

MATAGALPA

Para evitar que un niño fuera asesinado, una dama matagalpina no tuvo más remedio que permitir que su ex compañero de vida, de quien tiene varios meses de haberse separado, la abusara sexualmente.

La afectada, de 28 años, y residente en un populoso barrio de esta ciudad, manifestó que se encontraba en su vivienda cuando llegó su ex compañero de vida, José Altamirano Ramírez, de 40 años, quien con lujo de violencia penetró al inmueble y la agarró del cuello con intenciones de ahorcarla.

El sujeto no cejó en sus objetivos y le rompió el pantalón y el calzón, para someterla a sus aberraciones sexuales, por lo que ella se defendió.

Al ver que era imposible obligar a su ex mujer a tener relaciones sexuales a la fuerza, Altamirano tomó a un menor que estaba en la casa, de iniciales A.M., y le enrolló un alambre en el cuello, a la vez que gritaba que “si no se dejaba”, el menor pagaría las consecuencias.

La afectada se dejó someter sexualmente, para evitar que José Antonio matara al niño, pero una vez se marchó el depredador sexual corrió a denunciarlo ante la Comisaría de la Mujer y la Niñez de la Policía Nacional, por violación, lesiones y amenazas de muerte en perjuicio de ella y de la criatura. No obstante, Altamirano aún no ha sido capturado.