Francisco Mendoza S.
  •  |
  •  |
  • END

MATAGALPA
Dos personas fueron asesinadas este fin de semana, en diferentes circunstancias y municipios. Uno de los autores ya fue capturado por la Policía Nacional.

El primer hecho se registró en la comarca Las Patriotas, municipio de Matiguás, donde perdió la vida el ciudadano Deglis Ramón Méndez Herrera, de 22 años, al recibir dos disparos en la espalda, los que le propinó el sujeto Ezequiel Amador Soza, de 24, cuando la víctima se encontraba ingiriendo licor en el bar El Campero, propiedad de la ciudadana Amalia del Socorro Padilla Mendoza.

Las primeras investigaciones realizadas por la Policía señalan que al bar también se presentó Ezequiel con sus buenos tragos entre pecho y espalda. 22 días antes ambos jóvenes habían tenido una fuerte discusión, por lo que al coincidir en el bar Ezequiel decidieron ponerle fin a sus diferencias, a como diera lugar.

Fue así que se acercó donde estaba su enemigo y le propinó dos golpes en la cara, por lo que Méndez Herrera optó por retirarse del lugar. Pero Ezequiel no se lo permitió, ya que sacó su revólver y le disparó por la espalda, quitándole la vida de forma instantánea.

El cuerpo del infortunado campesino fue trasladado a la morgue de la clínica forense del complejo judicial de esta ciudad, para el dictamen correspondiente, mientras un equipo técnico de la Policía se encuentra en el lugar del crimen realizando las investigaciones correspondientes para tratar de capturar al autor de este hecho sangriento. Amador Soza es originario de la comarca Las Peñitas, del mismo municipio.

Mató a su tocayo
Otro que perdió la vida, pero a consecuencia de un balazo en la cabeza, es el ciudadano Matilde Tomás Soza González, de 25 años, residente en la comarca Las Delicias, en el sector de Pueblo Nuevo, municipio de Paiwas, Región Autónoma del Atlántico Sur. Su asesino es supuestamente Tomás Flores Obando, de 25 años.

Hasta el momento se desconocen las causas que llevaron a Flores Obando a terminar con la vida de su tocayo, quien recibiera un proyectil de revólver 357 en la cabeza.

Una patrulla policial del municipio de Paiwas se dirigió al lugar del crimen y logró capturar al homicida, a quien se le ocupó el revolver con el cual supuestamente dio muerte a Soza González. El detenido ya está a la orden del Ministerio Público.