•  |
  •  |
  • END

Las polvorientas calles de de los barrios Las Torres y Laureles Sur fueron nuevamente escenarios de hechos sangrientos, en los que hirieron a un hombre de 33 años, quien asegura haber sido soldado del Ejército de Nicaragua, y un adolescente de 17 años.

El ex soldado Víctor Manuel Narváez, quien ahora se dedica a recolectar basura reciclable por las calles de Managua, casi pierde la vida a manos del dueño de una chatarrera del barrio Las Torres, quien le propinó dos impactos de bala.

Narváez fue baleado la madrugada del pasado jueves, por un hombre al que sólo identificó como Jimmy, quien según el afectado le dijo: “Vos te metés a robar a mi chatarrera”, y acto seguido le disparó dos veces.

Los impactos de bala le perforaron la región abdominal y lesionaron varios órganos vitales, razón por la cual este hombre, que ingresó como desconocido al hospital, fue sometido a una operación que se extendió por más de siete horas.

Otro baleado
En el Hospital Alemán Nicaragüense también convalece Charles Darwin Guadamuz Moreno, de 17 años, quien fue baleado por pandilleros de los Laureles Sur, quienes, según la víctima, “lo confundieron” con otra persona.

Guadamuz, habitante del barrio 31 de Diciembre, dijo que los sujetos apodados “El Corneto” y El Chuki”, quienes le salieron al paso, tras identificarlo le dispararon dos veces con una arma de fabricación artesanal.

Los dos proyectiles le penetraron en el costado izquierdo a Charles Darwin Guadamuz, razón por la cual los galenos del Hospital Alemán-Nicaragüense consideraban la posibilidad de intervenirlo quirúrgicamente.

En los casos de Guadamuz y Narváez, hasta dos días después de haber sido lesionados las autoridades policiales de los Distritos 4 y 6 no habían recibido las denuncias correspondientes.