•  |
  •  |
  • END

La inocente sonrisa de Josué David Sánchez Valverde, de siete años, ya no volverá a alegrar a sus hermanos y demás familiares, porque fue brutalmente arrollado por un vehículo, cuyo conductor se dio a la fuga la noche del viernes.

El niño habitaba en la comarca “Los Vivas”, en el kilómetro 55 de la Carretera a Masachapa.

Aparentemente el niño salió a las ocho de la noche con su vecino, Julio Gabriel Muñoz, de 16 años, quien tiene novia y aparentemente no le gusta ir sólo a visitarla.

“Se fue con Gabriel y después escuchamos un golpe fuerte, cuando salieron a ver, mi hermanito estaba a un lado de la carretera”; dijo Alba Karina Gutiérrez, hermana del pequeño Josué David.

Aunque varios vecinos los trasladaron de inmediato al Centro de Salud de Masachapa, fue imposible que viviera debido a los golpes que tenía.

Según varios vecinos de la comarca, el pequeño no tenía atención por parte de su madre, quien se enteró de la tragedia hasta pasada la medianoche del viernes, es decir en las primeros minutos del sábado.


¿Carrera ilegal?
“Es que la mamá de esos niños no los cuida, hasta casi después de las doce de la noche se dio cuenta, y sin equivocarme, a lo mejor estaba tomada”; dijo un vecino.

El suboficial Sender Rivera, de Tránsito de la Delegación Siete, dijo que se desconocen todos los datos del conductor y del vehículo que provocó la tragedia.

Aunque algunos medios radiales informaron que los vecinos del lugar vieron dos vehículos en una supuesta carrera ilegal al momento de los hechos, la Policía no tiene datos al respecto.

El cuerpo del niño fue trasladado al Instituto de Medicina Legal para determinar la causa de muerte, aunque por los fuertes impactos que presentaba su pequeña humanidad, se presume que su deceso fue por un trauma craneoencefálico.