Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Perro casi le arranca el pene a sospechoso
55 días de prisión deberán completar Everth Noel Altamirano, Dervin Antonio Espinoza, Denis José Cantillano y Marcos Antonio Rojas, antes de que un juez decida si son o no culpables de tráfico de drogas, delito por el que el próximo 30 de junio enfrentarán juicio oral y público. Del intercambio de información y pruebas que la fiscal Martha Landeros presentó ayer en el Juzgado Cuarto Penal de Audiencias, se desprende que el 16 de abril los acusados estaban supuestamente vendiendo marihuana en las costas del Lago de Managua, específicamente de Enabás Central 400 metros al norte, según denunciaron a la Policía los vecinos del barrio “Carlos Reyna”, que señalaron que éstos supuestamente también la cosechan. Cuando la Policía se presentó al lugar para verificar la denuncia, encontró once bolsitas con marihuana a Altamirano, cuatro a Espinoza, en tanto que a Cantillano un perro de la técnica canina casi le muerde el pene y los testículos, porque ahí escondía una bolsa con hierba. Marcos Rojas aparentemente cargaba otras diez bolsitas con 135.8 gramos de marihuana, la que los policías descubrieron cuando el mismo can casi lo muerde porque no se quería levantar del monte donde estaba sentado, aparentemente escondiendo la hierba prohibida. El total incautado de marihuana fue 437.3 gramos.

Los enjuiciarán el Día del Padre
El abogado Bismarck Quezada aseguró que demostrará en juicio oral y público, mismo que está programado para el 23 de junio, Día del Padre, que Héctor Ramón Ortiz, de 31 años, José Iván Pérez, de 36, y Gunier Antonio Domínguez, de 25, son víctimas de un craso error por parte de la Policía, que los presentó como supuestos asaltantes y secuestradores, pero en verdad son personas honradas, afirmación que corroboró con dos constancias que revelan que Ortiz y Pérez son trabajadores de la Universidad Agraria, UNA, con un récord intachable. En tanto que Domínguez supuestamente es trabajador de la Zona Franca, no obstante la fiscal Fabiola Mendoza presentó testigos y pruebas que revelan que el 18 de abril, los tres imputados supuestamente secuestraron al taxista Omar Gutiérrez Mendoza y lo dejaron dentro de la valijera de su taxi, en la Carretera a Masaya, para luego, aparentemente, asaltar a dos trabajadoras del minisúper Comestibles Don Marcos, de donde se llevaron dinero, cigarrillos, licor y tarjetas telefónicas a punto de pistola. El doctor Quezada señaló que él ya hizo su respectiva investigación y las dos empleadas del minisúper declararon que los acusados no son las personas que las atracaron, sin embargo en el expediente rolan los reconocimientos en rueda de presos que las afectadas hicieron, pero de todos modos todas las contradicciones se dilucidarán en juicio. Mientras tanto, todos los imputados permanecerán bajo medidas alternas a la prisión por decisión del doctor José Luis Araica, quien les revocó la prisión porque Ortiz está recién operado del brazo y no puede estar en régimen carcelario, en tanto que los otros también se están recuperando de lesiones que sufrieron el 19 de abril, cuando chocaron en Tipitapa.

Asaltado presenta pruebas contra reincidente
Tomás Herrera Cajina presentó la factura que indica que él pago 600 córdobas por cada uno de los cien gramos de oro de 14 kilates que tenía la cadena que supuestamente le robó Guillermo Antonio Briceño, el 25 de diciembre del año pasado, cuando hubo huelga de “churequeros” y la víctima tuvo que ir a botar basura a “La Chureca”, en Acahualinca. En ese momento, el acusado y otro sujeto se le subieron abusivamente en la tina de la camioneta a la víctima, quien descendió para desalojarlos, pero los aparentes delincuentes forcejearon con el hombre y Briceño le arrebató la cadena con dos dijes. La joya está valorada en 2,500 dólares, por lo que la víctima tuvo que presentar la factura para demostrar que por la cuantía el delito de robo con violencia debe ser ventilado en un Juzgado de Distrito. En el expediente judicial del caso rola que Briceño tuvo una condena de dos años y medio de prisión por lesiones.