•  |
  •  |
  • END

Era la última “carrera” que pensaba realizar el cadete de taxi Adrián Mojica, pasada la medianoche del martes, antes de ser víctima de cuatro sujetos que lo dejaron casi muerto.

Abandonado en una calle del barrio Milagro de Dios, apuñalado en la cabeza, en un brazo y en las piernas, además de varios hematomas por los golpes que recibió, Mojica fue auxiliado por vecinos que llamaron a la Cruz Roja Nicaragüense. Los socorristas le brindaron los primeros auxilios y luego lo llevaron al Hospital “Roberto Calderón”, de donde salió rumbo a su casa, para recuperarse totalmente.

De acuerdo con el taxista, en los semáforos de Rubenia abordaron el auto que conducía, un Hyundai, gris, placas M 03818, los cuatro individuos que le solicitaron el viaje hasta el tanque de la Colonia 14 de Septiembre, donde lo golpearon e introdujeron a la cajuela del vehículo.

Leonel Orozco Gámez, dueño del taxi, se mostró apesarado por las heridas que sufrió Adrián, así como por los 10 mil córdobas de pérdidas en su vehículo.

“Las llantas son nuevas, los rines eran de lujo, el radio-CD a control remoto, en fin, tengo que volver a conseguir para comprar y poder trabajar para la comida, menos mal que no se llevaron los vidrios”; aseguró Orozco. El vehículo fue localizado de la entrada a Cofradía un kilómetro y medio al sur, de la Finca Oro Verde, media cuadra al oeste. La guardia operativa de la Quinta Delegación realizó las investigaciones del caso.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus