•  |
  •  |
  • END

Una nueva tragedia devasta la vida del campesino José Hollman Argeñal, tras la muerte de sus dos pequeños hijos, quienes eran los únicos miembros que le habían quedado de su familia.

Los hermanitos Neylin y Hollman Argeñal Estrada, de 12 y diez años, quienes ayer recibieron cristiana sepultura en un camposanto de Nueva Segovia, se ahogaron la tarde del martes en una poza de la comunidad El Renacer, que colinda con las tierras del extinto Timal, jurisdicción de Tipitapa.

La doble tragedia ocurrió cuando la niña Neylin se introdujo al agua con intenciones de salvar a su hermanito, cuando vio que éste se estaba ahogando.

A pesar de que una mujer que lavaba en la poza avisó que los niños se ahogaban, el auxilio brindado por los campesinos de la zona fue en vano.

Los cuerpos de los niños fueron extraídos de la poza por lugareños y socorristas de la Cruz Roja, quienes se presentaron al lugar del suceso.

Anteriormente, este atormentado hombre perdió a su esposa y un hijo en tragedias por separado. En el caso de su esposa, la mataron por una disputa de propiedad en el mismo lugar.

José Hollman Argeñal de esta manera queda completamente solo en el mundo.