Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Homicidio frustrado en Laureles Sur
Porque su situación legal sigue siendo igual a la que tenían el cinco de mayo, cuando les decretó la medida más fuerte que existe para los procesados, la juez Octavo Penal de Audiencias, Karla García, decidió confirmarles la prisión a los hermanos Juan Manuel y Armando José Velásquez Portillo, acusados por homicidio frustrado, exposición de personas al peligro y daños. Los dos ciudadanos enfrentarán juicio oral y público el 27 de mayo, día en que la Fiscalía deberá probar que el pasado dos de mayo los acusados llegaron armados a las viviendas de Denis García y Margarita Vanegas, ubicadas en el barrio Laureles Sur, y uno de ellos, supuestamente Juan Manuel, usando un Ak, disparó contra las paredes, ocasionando daños valorados en más de 17 mil córdobas, sin incluir el televisor, un mueble y un aparato de sonido que resultaron dañados por la abrupta irrupción en una de las casas. La acusación agrega que Ezequiel Guido Guevara, quien está acusado pero no ha sido detenido, le disparó con un revólver en la cabeza a Julio Omar Serrano, sin embargo, éste sólo sufrió un refilón. El abogado defensor de los sospechosos cuestionó la hora de ocurrencia de los hechos, porque sitúan a los acusados en dos lugares a la vez, como que tuvieran el don de la ubicuidad, y a ninguno de ellos se les practicó pruebas de productos nitrados para confirmar o descartar que hayan disparado, pero tales alegatos fueron rechazados por la autoridad judicial.

Extraña violación
El próximo 21 de mayo la Fiscalía deberá presentar en audiencia inicial las pruebas que sustentan la acusación que presentó en el Juzgado Sexto Penal de Audiencias en contra de un ciudadano de iniciales F.J.T., de 30 años, que supuestamente violó a una jovencita de 13 años, que es prima de su esposa. Según el escrito acusatorio, el once de mayo la menor llegó a la casa del acusado, ubicada en la Colonia Primero de Mayo, fue a buscar los zapatos del niño que tiene su prima, pero aparentemente el imputado la encerró en la vivienda, la tomó de la mano izquierda, la tiró sobre el lecho matrimonial, momento en que la menor se golpeó la cabeza con el respaldar de la cama, le quitó la ropa y la abusó. Pero lo raro del caso es que el dictamen preliminar realizado por el doctor Patricio Solís, indica que la supuesta víctima no presentaba huellas de violencia física ni daños corporales, aunque sí encontró signos de acceso carnal reciente y de vieja data. El juez Oscar Manzanares admitió la causa y decretó la prisión contra el acusado, tomando como parámetro la relación familiar y la minoría de edad de la supuesta víctima, que según dijo el mismo acusado, ya tiene un hijo.

Celular de 3,528 córdobas “desaparece” rumbo al taller
Seguramente Fátima Santamaría Martínez nunca se imaginó que el celular de 3,528 córdobas que había comprado con muchos sacrificios iba a desaparecer rumbo al taller, sitio al cual lo mandó en manos de Oscar Antonio Baltodano, quien ahora se encuentra bajo arresto domiciliar por la supuesta autoría de hurto con abuso de confianza en perjuicio de su patrona. A la ofendida, el imputado le habría confesado que vendió el aparato por 800 córdobas, el dos de mayo. El hecho ocurrió en el Mercado Oriental, donde la víctima tiene un tramo. La audiencia inicial para Baltodano será el 19 de mayo, al mediodía, en el Juzgado Quinto Penal de Audiencias.