Máximo Rugama
  •   Estelí  |
  •  |
  •  |

Una fuerza especial operativa de la Policía esteliana busca sin descanso al sujeto Henry Lira Fajardo, de 28 años, quien de una certera puñalada le partió el corazón a su hermano, César Emilio, de 24, acto con el que reeditó la sangrienta historia de Abel y Caín.

Ambos residían en el barrio La Unión, de esta ciudad, y en estado de ebriedad iniciaron una larga y áspera discusión, que al calor de los insultos pasó a la agresión física.

De pronto, Henry Lira Fajardo le asestó una puñalada a su hermano menor, a la altura del tórax, que le quitó la vida casi de inmediato. El hecho se registró en su casa, según versión de sus padres, cuando ambos trataban de zanjar sus diferencias por problemas familiares, pero concluyeron con el hecho fatal.

El autor huyó y el afectado fue trasladado al Hospital San Juan de Dios, de esta ciudad, pero a pocas cuadras de su casa expiró.

Aunque al comienzo hubo cierto silencio familiar, el hecho fue confirmado por un equipo técnico de la Policía, acompañado por la médico forense Karla Rosales Mondragón.

Rosales, al examinar el cuerpo del fallecido, le encontró una herida penetrante en la región del pecho, y confirmó que el arma blanca había afectado el órgano cardíaco.

El caso es documentado por las autoridades policiales, pero ya es de la jurisdicción del Ministerio Público. Se conoció preliminarmente que Henry Lira Fajardo es miembro de una banda de asaltantes de caminos, quien era buscado por las autoridades por múltiples delitos y ahora por este fratricidio.